EL origen de la cerámica Nijareña

Escrito por on 25 enero, 2017

La historia de la alfarería de Níjar.

El oficio de la la alfarería en Níjar es uno de los mejores exponentes de sus antepasados árabes y que hoy todavía nos acompaña. La necesidad de transportar agua desde las fuentes, hizo utilizar la cerámica.
 Nuestra geología ha ofrecido siempre recursos necesarios para elaborar la cerámica. Las tierras de la Olla Puchero de Níjar son perfectas para la elaboración de piezas torneadas, ya que la mezcla tiene una plasticidad ideal para su utilización en la rueda y para la decoración con óxidos extraídos de estas tierras y para su cocción a 930º C.
 Las piezas se realizan en la rueda o torno que se encuentra a ras de suelo para aprovechar el espacio y su almacenamiento. Las tierras se transportaban hasta el alfar y allí se batían y se mezclaban con agua, para luego dejarlas decantar en pequeñas balsas y quitarle las piedras y la suciedad. Las bolas o pellas que se formaban se guardaban cerca del torno para protegerlas del viento y se tapaban con jarapas.
 La rueda era una máquina muy básica, consistía en dos ruedas de madera unidas por un eje. La rueda de abajo era impulsada por la presión de los pies y provocaba el funcionamiento de la rueda de arriba, dónde se ponía la pella de arcilla. A partir de aquí el trabajo consistía en tornear las diferentes piezas que se cortaban por la base con un hilo de esparto.

ceramica2 noticias nijar

 

Las piezas después de ser torneadas se dejaban airear en tablas en el suelo. Cuando estaban más duras, las volvían a poner en el torno e iban quitándoles el barro sobrante con para aligerar su peso y realzarlas.

Cuando dichas piezas estaban en estado de “dureza de cuero” se bañaban en una arcilla  llamada “caolín” para blanquearlas y permitir la aplicación de colorantes, verdes del cobre, amarillos y rojizos del hierro encontrado en Rodalquilar y marrones del manganeso de Fernán Pérez.

Concluido esto, se pasa a bañarlos otra vez con mucho cuidado: antiguamente se hacía en plomo. Actualmente, aunque está prohibido por su toxicidad, se utiliza una “frita de plomo”, que antes de su cocción es de color blanco pardo.

El combustible que se utilizaba era la retama que ardía más de 24 horas. Su enfriamiento duraba una semana. Las piezas se sacaban y despegaban con mucho cuidado de las “trévedes”,  que son unos pequeños trípodes de barro colocados entre las piezas para que cuando el barniz chorreara al fundirse no se pegaran entre ellas.

Hoy día, para facilitar el trabajo del alfarero, los hornos suelen ser de gas, la cocción de unas 8 horas y su enfriamiento de 1 día, aunque las piezas que se siguen haciendo son un fiel reflejo de la artesanía tradicional que nos ha acompañado durante siglos y que no deberíamos dejar escapar.

Resumen:
Título de la Noticia:
Historia Cerámica de Níjar: pasado y presente.
Descripción:
La historia de la alfarería de Níjar. El oficio de la la alfarería en Níjar es uno de los mejores exponentes de sus antepasados árabes y que hoy todavía nos acompaña.La necesidad de transportar agua desde las fuentes, hizo utilizar la cerámica.
Autor:
Editor:
Noticias Níjar
Logo:

2 Comments

  1. Antonio Pemán Picón

    6 febrero, 2017 at 11:08 pm

    Parece que nos gusta ablar de la alfarería como en pasado y nunca será como fue pero con una buena formación se podría crear una plataforma de artesanos bien formados como alfreros ceramistas creativos. La cerámica es un material moble que a acompañado al hombre en su evolución asta nuestros días y que sigue gustando. Ablo como profesional que amo mi profesión y que no siempre e podido aplicar mi experiencia cuando estado de docente por una interpretación política de tiempos etc.

    • Noticias Nijar

      7 febrero, 2017 at 10:01 am

      Hola Antonio, desde Noticias Nijar podemos crear esa plataforma digital, si quieres podemos tratar el tema con más detalle, mi número es 675998184

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *